Anaemia

La anemia, uno de los trastornos sanguíneos más frecuentes, ocurre cuando la concentración de glóbulos rojos o hematíes es demasiado baja. Esto puede generar problemas de salud porque los glóbulos rojos contienen hemoglobina, que transporta oxígeno a los tejidos corporales.

La hemoglobina es la proteína presente en los glóbulos rojos que les permite llevar el oxígeno. El cuerpo necesita hierro para producir hemoglobina.

  • Las posibles causas de anemia abarcan:
    Ciertos medicamentos.
    Destrucción de los glóbulos rojos antes de lo normal (lo cual puede ser causado por problemas con el sistema inmunitario)
    Enfermedades prolongadas (crónicas), como cáncer, colitis ulcerativa o artritis reumatoidea.
    Algunas formas de anemia, como la talasemia o anemia drepanocítica, que pueden ser hereditarias.
    Embarazo.
    Problemas con la médula ósea, como linfoma, leucemia, mielodisplasia, mieloma múltiple o anemia aplásica.
    Perdidas de sangre de forma lenta (periodos menstruales abundantes, sangrado por aparato digestivo o urinario).