Inguinal hernia

Una hernia por lo general es un saco formado por el revestimiento de la cavidad abdominal (peritoneo). El saco sobresale a través de un agujero o área débil en la fascia, la capa fuerte de la pared abdominal que rodea el músculo.

Las hernias inguinales son frecuentes en los niños y, por lo general, aparecen antes del primer año de edad. Son más comunes en los varones.

  • Las causas de la hernia inguinal congénita provienen de la etapa del desarrollo del feto, en la que no se termina de formar el interior de la pared abdominal.

    Cuando la hernia se da en los adultos, la realización de esfuerzos importantes en el momento de la defecación, al toser, levantar objetos pesados, etc., se han implicado como factores causales de traumatismo y debilitamiento de la pared inguinal y por tanto de la formación de hernias.

    Las personas que presentan cualquiera de los siguientes factores de riesgo, son más propensas a desarrollar una hernia: Historia familiar de hernias, fibrosis quística, criptorquidia, sobrepeso, tos crónica, estreñimiento crónico, esfuerzo en las evacuaciones, agrandamiento de la próstata.