Información

El ánimo decaído, un cansancio constante, olvidos, caídas, problemas para dormir o la toma diaria de muchos medicamentos no son algo inevitable con el paso de los años. El envejecimiento no es una enfermedad, y aunque es normal que aparezcan patologías crónicas a medida que nos hacemos mayores, una atención adecuada puede hacer revertir estos síntomas, mejorando de forma importante la calidad de vida y la autonomía de la persona.

La Valoración Geriátrica Integral de IMQ IGURCO

Este servicio consiste en una consulta médica especializada en las patologías y dificultades de las personas mayores. Con una estancia de 3 días en cualquiera de nuestros centros, a través de un conjunto de pruebas, el equipo multidisciplinar de profesionales de IMQ IGURCO realiza un diagnóstico completo del estado de salud del paciente, incluyendo aspectos médicos y farmacológicos, funcionales, neuro-psicológicos y sociales. A partir de los resultados que ofrece esta valoración, nuestro médico geriatra junto al equipo de profesionales socio-sanitarios establecerá en cada caso un plan de cuidados integral, priorizando las áreas a trabajar para que la persona empiece a sentirse mejor y mejore su calidad de vida.

Cuándo realizarla

La Valoración Geriátrica Integral está pensada para personas mayores que tengan varias patologías y no se encuentren bien, así como para aquellas que estén sufriendo un deterioro funcional o emocional que les empieza a impedir llevar a cabo su vida diaria. Existen diversos síntomas que muestran la necesidad de actuar, puesto que pueden remitir con la atención adecuada:

  • Pérdida de peso.
  • Cambios en la conducta o en el estado de ánimo.
  • Trastornos del sueño -
  • Ralentización al caminar.
  • Dolor.
  • Caídas.
  • Fragilidad.
  • Pérdida de autonomía.
  • Toma de más de 5 fármacos diarios

Pruebas

La Valoración Geriátrica Integral es un examen exhaustivo que se realiza a lo largo de 3 días de ingreso en nuestros centros. En él, se llevan a cabo pruebas en cuatro áreas:

  • Biomédica: el médico geriatra y el personal de enfermería realizan una exploración completa del paciente, revisan la medicación, controlan sus constantes, evalúan el dolor que padece y analizan su estado nutricional.
  • Funcional: profesionales de fisioterapia y enfermería elaboran una valoración funcional del equilibrio, la marcha y las capacidades de la persona para la realización de las actividades básicas de la vida.
  • Neuro-psicológica: un psicólogo realiza una evaluación completa del estado mental, las funciones intelectuales y cognitivas, así como la situación afectiva y conductual de la persona.
  • Social: la trabajadora social identifica el entorno familiar, social y ambiental de la persona para evaluar sus necesidades de apoyo y los recursos que requiere para mantener su autonomía, incluyendo las barreras arquitectónicas y la adecuación del domicilio.

Durante el proceso, se pone especial atención a la detección de la fragilidad, un estado que es reversible y que supone el paso previo a la aparición de situaciones de discapacidad y dependencia.

Preguntas Frecuentes

  • Es un examen exhaustivo donde se valora el estado de salud de la persona de manera integral, desde el punto de vista médico, farmacológico, funcional, psicológico y social. Consiste en un conjunto de pruebas realizadas por un equipo multidisciplinar que incluye médicos, enfermeros, fisioterapeutas, psicólogos y trabajadores sociales, dirigidos por un médico geriatra.